Milka

Milka

Milka era una perrita muy dulce. Cuando ibamos al parque, se sentaba a mi lado y sólo veía pasar a las personas mientras yo leía.

Nos gustaba mucho caminar, e ir de paseo. Cuando estaba muy chiquita, una vez se cayó en un río y se asustó mucho. Era un río pequeñito, no tenía corriente, pero yo también me asusté mucho y me lancé a sacarla. Luego las dos estabamos muy mojadas y asustadas, y con frío.

Hace ya dos años que Milka se fué. Se puso muy enferma y murió. Aún me hace mucha falta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *