Tortuga Marina

Tortuga Marina

Una tortuga marina nadaba junto con muchos peces de colores. Los peces iban cantando, mientras nadaban. Cantaban canciones de lugares lejanos, que habían aprendido de las ballenas.

“Las ballenas nadan por todo el mundo”, le decían a la tortuga. Y ella, sólo sonreía y les escuchaba. “Las ballenas son más grandes que los tiburones, y que las mantarayas”, le decían. Y la tortuga sólo sonreía. “Además, las ballenas han visto barcos, ¡muchos barcos con humanos!”. La tortuga, miraba a los peces con mucho cariño y sonreía.

Un día, uno de los peces, por supuesto, el más chiquito de todos, se quedó mirándola y le preguntó -“¿tortuga, por qué sólo sonríes cuando te contamos de las ballenas y no nos dices nada?” -“Es que me gusta mucho recordar, cuando nadaba con las ballenas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *